A por las 700 toneladas

Recogida de banco de alimentos en el Eroski FOTO LUIS ANGEL GÓMEZ

Un total de 3.500 voluntarios participarán este año en la ‘Gran Recogida’ del Banco de Alimentos de Bizkaia, que se celebrará este fin de semana en 150 supermercados del territorio

Dicen que tiene una magia propia, algo que les engancha y les hace repetir cada año, desde que cruzaron sus puertas. Unas que han pasado a ser las puertas de su propia casa, en un escenario que les ha convertido en auténticos expertos, devotos patrocinadores de la solidaridad. Porque los voluntarios del Banco de Alimentos de Bizkaia, que se han constituido ya como una gran familia que crece cada año, no tienen en la cabeza participar a medias. Simplemente se vuelcan. “Esto es así. Una vez que entras, ya no sales. No quieres salir”, aseguran. La Gran Recogida, que se celebrará el próximo fin de semana en 150 establecimientos comerciales y supermercados de Bizkaia con el objetivo de recaudar 700 toneladas de alimentos para las familias más necesitadas, supone cada año por estas fechas un ‘cambio de chip’, porque aunque ha de continuar su labor diaria, los esfuerzos están centrados en recoger la máxima cantidad posible de comida.

Y éste año es -si cabe- más importante. Aunque la solidaridad de los vizcaínos está ya demostrada con creces –el año pasado hubo una auténtica avalancha de donaciones, gracias a las cuales se recaudó el doble de lo esperado, 540 toneladas-, los últimos datos revelan la crudeza de la crisis: la entrada de alimentos ha crecido en torno a un 16% los últimos años, pero el número de personas que los necesitan se ha incrementado en torno al 30%, casi el doble. Con esas perspectivas, valora el presidente de la entidad, Miguel Ángel Fernandino, “queremos y necesitamos ser optimistas”. Un total de 3.500 voluntarios –casi dos mil más que el año pasado- se encargarán de recoger, almacenar y repartir las donaciones de los vizcaínos, que llegarán a las 250 instituciones a las que aportan alimentos y, finalmente, a las familias. En lo que va de 2014 la entidad afincada en Basauri ha atendido a un total de 32.000 personas.

La periodista Ana Urrutia, cara visible de la campaña en esta edición, tiene “buenas vibraciones. Nosotros mismos empezamos a notar la crisis en casa, o tenemos gente muy cercana que llega a fin de mes en números rojos. Todos conocemos algún caso y eso nos ayuda a darnos cuenta de la necesidad, que además este año es mayor”, explica. Ella ya conocía el banco, aunque confiesa que convertirse en ‘madrina’ le ha ayudado a ser más consciente de la labor de la entidad. “He colaborado durante varios años pero esta vez estoy ilusionada, no somos conscientes de todo lo que desperdiciamos. Tenemos que luchar contra ese despilfarro absurdo –afirma-. La campaña tiene que ser espectacular: lo vamos a lograr entre todos”.

Ella es optimista a la hora de afrontar una realidad que considera injusta. “En el fondo existe un enorme exceso de comida, frente a la excesiva pobreza. Es una contradicción que despilfarremos tantos alimentos cuando hay gente que los necesita y no tiene qué llevarse a la boca… Por eso es un reto que a mí, personalmente, me apasiona. Creo que en esta organización el producto llega, ellos lo gestionan, recogen el alimento, lo manipulan correctamente y lo reparten. Es un proceso efectivo, por eso merece la pena colaborar. Y es motivo suficiente para salir de casa y aportar, cada uno, su granito de arena”.

Recogida de banco de alimentos en el Eroski FOTO LUIS ANGEL GÓMEZ

Solidaridad vizcaína
Cuando a Dani Ruiz -uno de los máximos goleadores de la historia del Athletic- se le pregunta si los vizcaínos son solidarios, se le vienen a la cabeza las inundaciones del 83. “Puedo dar fe de que lo somos porque las viví de lleno y  vi lo que no había visto nunca: a todo un pueblo volcado en ayudar. No tengo ninguna duda de que en Euskadi y en Bilbao hay mucha gente comprometida, que no va a fallar en ningún momento. Menos en uno como éste, que no es ninguna tontería”, apunta. Él siempre ha participado en las grandes recogidas, afirma que es necesario que las caras conocidas también colaboren para hacer el evento más cercano y animar al mayor número de personas anónimas, “darles un voto de confianza, de seguridad, porque gracias a ellas es como sale adelante”. En los momentos difíciles, dice, “es cuando se ve la buena voluntad de las personas. Si hay que apretarse un poco y reducir los excesos que se suelen hacer en Navidad, se hace. Hay que destinar una parte a la ayuda”.

Y los voluntarios, asegura, son “gente de medalla”. Como Cayetana López y Maite Gordo, que se dedican enteramente al banco desde hace tres y siete años, respectivamente. Ambas colaboran con la entidad durante todo el año, pero ahora ultiman los detalles para atar las claves que las mantendrán bien ocupadas durante la Gran Recogida. Serán responsables de gestionar todos los alimentos que lleguen: bien pesando y controlando exhaustivamente lo que llene los almacenes, bien coordinando la logística, el transporte y el almacén, atendiendo todo tipo de incidencias y necesidades que puedan surgir. “Aquí detrás hay mucho movimiento. Hay voluntarios a pie de establecimiento, pero otros estaremos ‘entre bambalinas’, con gente que invierte muchísimo tiempo y esfuerzo y tiempo”.

La motivación de López es “la gran labor” que realiza la entidad. “Hay muchas instituciones que hacen muy buen trabajo. Pero aquí se genera esa ilusión, que es lo que realmente hace que te quedes; es un trabajo que se ve y se nota. Sabes que lo que llega se entrega, tiene destinatario, nombre, ojos y cara, que no se queda en el aire. Es una asociación tremendamente consolidada y reconocida. Por eso pedimos un esfuerzo a todos los donantes”, demanda López. ¿Lo mejor? “Recuerdo un matrimonio de unos 80 años que me trajo un carro entero, y cuando les di las gracias negaron con la cabeza. ‘De eso nada, yo tengo que dártelas a ti por todo lo que estás haciendo’, me dijeron”. Escenas como esas, confiesa, se repiten cada año. Incluso familias que preguntan si pueden donar, aunque no compren, alimentos que han recibido del propio banco.  “Y cuando más problemas hay fuera, más donaciones llegan –completa su compañera-. Nos han desbordado más de una vez, sabemos que el reto es más difícil pero el año pasado nos daban carros enteros. No sabes ni qué decir. Hay momentos que te emocionan, la generosidad es impresionante”.


“Este año la necesidad también es mayor”

El presidente de la entidad, Miguel Ángel Fernandino, destaca que la organización para esta campaña ha mejorado “para evitar desbordamientos”

La ‘Gran Recogida’ de este año se caracteriza por dos factores, tal y como revela el presidente del Banco de Alimentos de Bizkaia, Miguel Ángel Fernandino. “El año pasado fue una sorpresa y la respuesta de la gente impresionante, partimos de un nivel muy alto. Sin embargo, nuestra esperanza es superar lo que conseguimos entonces, primero porque somos optimistas y queremos creer que va a ser así, y segundo porque lo necesitamos”, explica. Recuerda también que en la pasada edición, fruto de esa avalancha de generosidad, se vieron “algo desbordados” en el campo de la logística, sobre todo en cuanto al transporte y almacenamiento de las donaciones recibidas.  “Este año partimos de que vamos a contar con cerca de dos mil voluntarios más. Se han hecho equipos, el evento está mucho más organizado y en principio no son previsibles sorpresas del calibre del año pasado. Varias de las cadenas participantes se harán cargo del transporte de los alimentos recogidos e incluso de su almacenamiento de manera temporal, lo que nos descarga y alivia de esa tarea”.

Mayor previsión y organización, sí, pero también una creciente necesidad de contar con alimentos definen la campaña de este año. Y hay temores. “Suenan voces de que vamos mejorando, de que las cosas no están peor, pero me da miedo que eso retraiga a la gente. Porque la realidad del ciudadano que lo pasa mal es que no llega a fin de mes. Y esto es necesario que llegue: el número de personas y la necesidad han crecido. Y necesitamos de toda la solidaridad y generosidad, el empeño de voluntarios, cadenas, y público en general. Van a ser necesarios todo el apoyo y la colaboración posibles”, valora.

 

Anuncios

Acerca de virginiaurieta

Periodista 2.0, he trabajado en Diario de Noticias y Diario de Navarra. Redactora en la sección Ciudadanos de El Correo (edición Bizkaia).

Publicado el noviembre 26, 2014 en Retazos de realidad y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: